Derivado de la soja, la lecitina de soja es un ingrediente que se encuentra frecuentemente en los alimentos, medicamentos y suplementos alimenticios. Contiene varios componentes caracterizados por propiedades medicinales y dietéticas de la lecitina, que se utilizan en los sectores farmacéutico, agroalimentario y cosmetológico. La lecitina es beneficiosa para el cuerpo en más de una forma, pero también puede presentar riesgos para la salud.

¿Qué es la lecitina de soja?

El término lecitina proviene de la palabra griega»lekithos» que significa yema de huevo. La lecitina fue aislada por primera vez de la yema de huevo en 1846 por Theodore Nicolas Gobley (1811-1876). Es una sustancia lipídica que se encuentra en la yema de huevo, pero también en el cerebro. Esta sustancia también está presente en alimentos de origen vegetal, como los aceites vegetales de cacahuete, girasol y soja.

Por lo tanto, la lecitina de soja se extrae del aceite de soja, una planta leguminosa. Este subproducto del aceite de soja se obtiene a partir de un simple prensado en frío y asentamiento de la soja. La presión de las semillas permite obtener un líquido que es una mezcla de aceite y lecitina, la decantación permite separarlas.

La lecitina de soja es, por tanto, una sustancia oleosa (de naturaleza lipídica). Es un líquido casi inodoro, viscoso y de color amarillo. Pero, además de la forma líquida, para diversos usos, puede presentarse en varios formatos, incluyendo polvo, tabletas y cápsulas.  Por lo tanto, es posible comprar lecitina de soja en estas diferentes formas. La lecitina de soja está disponible en los granos de soja, pero también en las tiendas.

¿Cuál es la composición de la lecitina de soja?

La lecitina está compuesta esencialmente por sustancias implicadas en mejorar la función cerebral y en nutrir las células cerebrales:

fosfolípidos

Los fosfolípidos son una combinación de ácidos grasos (ácido palmítico y ácido oleico), fosfatos y glicerol. Estas sustancias lipídicas proporcionan al cuerpo ácidos grasos poliinsaturados, que son nutrientes esenciales. Integran la composición de las células nerviosas del cerebro, son los principales componentes de las membranas que componen todas las células cerebrales. Los fosfolípidos, los componentes básicos de las membranas celulares, representan aproximadamente una cuarta parte del peso del cerebro y, por lo tanto, desempeñan un papel clave en el proceso de la memoria. Mantienen la permeabilidad y fluidez de las membranas celulares, a la vez que preservan su plasticidad. Actúan sobre trastornos temporales de la memoria.

colina

Como el componente principal de las membranas celulares, la colina es utilizada por las neuronas colinérgicas para sintetizar un neurotransmisor cerebral, en particular la acetilcolina, que está involucrada en la regulación de la memoria y la mejora del estado de ánimo. Este neurotransmisor también es esencial en la transmisión de mensajes nerviosos.

La colina está implicada en el buen funcionamiento del sistema nervioso, el corazón y muchos otros órganos (cerebro e hígado). Al contribuir al buen funcionamiento del hígado, la colina contribuye a la eliminación de sustancias tóxicas presentes en el hígado y a la desintoxicación de este órgano. Además, reduce los niveles de grasa en la sangre y participa en varios procesos del cuerpo, en este caso la síntesis de ADN, el transporte y el metabolismo de lípidos. Ayuda a disolver la grasa y el colesterol y puede ayudar a regular la función renal, hepática y vesicular.

inositol

El inositol, un componente vital de las membranas celulares, desempeña un papel clave en el desarrollo y la actividad adecuada de las células. Esta molécula está implicada en el metabolismo hepático de las grasas, la síntesis de neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina. Aumenta el colesterol bueno, HDL y ayuda a reducir el colesterol malo, LDL.

La lecitina de soja también contiene vitamina E, un poderoso antioxidante, que protege contra los efectos nocivos de los radicales libres que aceleran el envejecimiento. Es un agente reductor de lípidos que reduce los lípidos que circulan en la sangre.

La lécithine de soja est issue des fèves de soja
La lecitina de soja se deriva de las habas de soja

¿Cuáles son las propiedades de la lecitina de soja?

En el cuerpo, la lecitina de soja actúa como un emulsionante natural. Solubiliza las grasas en la sangre, especialmente el colesterol. Mantiene el colesterol alejado de las paredes arteriales, evitando así la deposición de sustancias grasas en las arterias.

La lecitina de soja se utiliza para controlar los niveles de colesterol en la sangre. Con un efecto hipoglucémico, reduce el colesterol y mejora la relación entre el colesterol bueno y el malo. Por lo tanto, protege al cuerpo contra la hipercolesterolemia y las complicaciones cardiovasculares. Es beneficioso para el sistema cardiovascular

La lecitina de soja es un excelente antioxidante. Protege la membrana celular de la oxidación causada por los radicales libres que pueden ser perjudiciales para los vasos sanguíneos. Con este efecto antioxidante, evita que los radicales libres hagan que las células sanguíneas se agrupen. Estas aglutinaciones pueden crear un coágulo que obstruye los vasos sanguíneos y causa ataques cardíacos.

La lecitina de soja se caracteriza por sus propiedades fosfolípidas que protegen las células y tejidos en los que mejora el transporte de oxígeno. Este efecto protector a nivel de las células también mejora su funcionamiento.

La lecitina de soja se caracteriza por sus excelentes propiedades de estimulación cerebral y una acción sobre los trastornos transitorios de la memoria a través de sus diversos componentes, incluyendo su alto contenido de fosfolípidos.

Es una ayuda importante contra el estrés y la fatiga, ya que la lecitina de soja tiene un efecto esencial en las membranas de las células nerviosas, especialmente durante los exámenes, por ejemplo. Proporciona al cerebro todo tipo de nutrientes que son esenciales e intervienen en el buen funcionamiento del cerebro. Asegurando, así al cerebro, un equilibrio psico-nervioso.

¿Cuáles son los diferentes usos de la lecitina de soja?

La lecitina de soja se utiliza como aditivo en la industria alimentaria, especialmente en alimentos procesados, donde promueve la unión de la grasa con el agua. Por lo tanto, se utiliza como emulsionante en alimentos y preparados para mantener la cohesión entre el agua y la grasa. Este agente estabilizador impide que se mezclen con otras sustancias.

Así, el agua o las grasas no se separan en los alimentos gracias a la acción emulsionante de la lecitina de soja. Incluye, entre otras cosas, margarina, chocolates y productos de chocolate, productos de alimentación infantil, cremas y helados. En el chocolate, facilitará la unión de la leche y el azúcar a la mantequilla de chocolate. Permite ligar los alimentos o mejorar la homogeneidad de los ingredientes, pero también prolonga la vida útil de los productos. Como agente emulsionante, espesa un líquido a la vez que le da una textura agradable.

En la industria farmacéutica, la lecitina se utiliza para la preparación de medicamentos o complementos alimenticios debido a sus propiedades características. Se presenta en varias formas y se puede utilizar de forma oral o tópica.

En el sector cosmético, está presente en lociones corporales, protectores para bebés, fundaciones y cremas.

La lecitina de soja se utiliza en la gastronomía. En forma de polvo, se utiliza para ser espolvoreado en platos, cereales, requesón, yogur, sopas, ensaladas o mezclado con productos lácteos, un alimento húmedo.

La lécithine de soja facilite la fixation du lait et du sucre au beurre de chocolat
La lecitina de soja facilita la fijación de la leche y el azúcar a la mantequilla de chocolate

¿Cuáles son los beneficios de la lecitina de soja?

En el cerebro

El cerebro está involucrado en gran medida en los procesos de memoria y aprendizaje, a través de neurotransmisores y conexiones entre sinapsis. La lecitina de soja es beneficiosa para el cerebro porque contiene una sustancia, en este caso la colina, que contribuye a la síntesis de acetilcolina. Este neurotransmisor juega un papel esencial en la transmisión de señales nerviosas a través de las neuronas.

El consumo de lecitina de soja puede, por lo tanto, promover un aumento de la cantidad de acetilcolina en el cerebro, un intercambio continuo de impulsos nerviosos entre el cerebro y las células del cuerpo humano. La acetilcolina está implicada en las facultades de concentración. Este neurotransmisor es responsable de almacenar y recuperar la memoria y la eficacia de las señales nerviosas en muchas partes del cerebro.

La lecitina de soja, que participa en la síntesis de este neurotransmisor, ayudará a mejorar la capacidad de retención de memoria y de aprendizaje. Al hacerlo, mejora la conducción nerviosa, aumenta la actividad cerebral, incluyendo la mejora del bienestar y la salud del cerebro. De esta manera, proporciona al cerebro los nutrientes que necesita para funcionar correctamente. Estimula el desarrollo cerebral y mejora la función cognitiva.

Al mejorar la memoria, la lecitina de soja también previene los síntomas de la demencia y puede ayudar a las personas con trastornos neurológicos o enfermedad de Alzheimer. También proporciona protección contra los problemas de memoria relacionados con la edad.

Además, la lecitina de soja, a través de componentes como los fosfolípidos y la vitamina E, estimula la memoria y es beneficiosa para los estudiantes y alumnos cuando se preparan para los exámenes.

La mémoire pourrait être améliorée
La memoria podría mejorarse

Sobre el sistema cardiovascular

La lecitina de soja se caracteriza por sus efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular. Protege el corazón y las arterias y regula los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Los ácidos grasos poliinsaturados y los ácidos linoléicos que contiene se unen en la sangre para eliminar el colesterol malo.

En efecto, la lecitina de soja facilita la digestión de las grasas de la dieta, a la vez que facilita su transporte en el organismo, limitando así la deposición de colesterol en las arterias. Por lo tanto, es beneficioso para la salud del corazón.

La enfermedad cardíaca es causada por una acumulación de depósitos de grasa en las paredes de las arterias, que luego se endurecerán gradualmente. Estos depósitos de grasa (principalmente colesterol malo) bloquean las arterias y venas, causando formación de placa o patología que afecta a las arterias (aterosclerosis). La lecitina ayuda a preservar la flexibilidad de las paredes vasculares y a prevenir los depósitos de ateroma (depósitos de grasa ricos en colesterol) que causan la aterosclerosis.

Además, la acción de la lecitina contribuye a la normalización de los niveles de colesterol en sangre y a la prevención de enfermedades cardiovasculares. Promueve el mantenimiento de los niveles de colesterol bueno en el cuerpo, con una reducción del colesterol total y del colesterol «malo», LDL o lipoproteínas de baja densidad en inglés (lipoproteínas de baja densidad) y un aumento del colesterol «bueno», HDL o lipoproteínas de alta densidad en inglés (lipoproteínas de alta densidad).

La lecitina de soja se utiliza para promover la recuperación del accidente cerebrovascular y en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Para la circulación sanguínea

La lecitina de soja mejora la circulación sanguínea gracias a su acción emulsionante que elimina el colesterol de los vasos sanguíneos. Elimina cualquier exceso de grasa del torrente sanguíneo al descomponer el exceso de grasa que se acumula en el cuerpo, incluyendo el colesterol y los triglicéridos. Derrite estas grasas y facilita el flujo sanguíneo al prevenir la formación de coágulos de sangre en las arterias, previniendo ataques cardíacos, daño a los vasos sanguíneos y trastornos del sistema circulatorio.

En la piel

La lecitina de soja, disponible en formulación líquida, integra productos para el cuidado de la piel. Emulsiona los ingredientes de los productos cosméticos para mejorar su consistencia, con un toque muy sedoso y una formulación caracterizada por una textura fluida. Por lo tanto, la aplicación tópica proporciona enormes beneficios para la salud de la piel. Puede utilizar la lecitina de soja en otros formatos (gránulos, comprimidos, etc.) para mejorar la salud de la piel.

La lecitina de soja suaviza la piel, haciéndola más lisa. Suaviza la piel por su acción emoliente. Este componente promueve la hidratación de la piel. Protege la piel y ayuda a prevenir la deshidratación. Es un poderoso antioxidante que previene los efectos de los radicales libres en la piel.

La lecitina de soja también ayuda a reducir los signos visibles del envejecimiento, marcados por las líneas finas y las arrugas. Su contenido de vitamina E promueve la renovación de las células muertas de la piel y la formación de nuevas células en la piel. Ralentiza el envejecimiento prematuro de la piel. Al hacerlo, proporciona una piel lisa y luminosa, un rostro radiante y más joven. El rostro se ve más brillante y joven gracias a la estimulación del colágeno que promueve.

La lécithine de soja rend le peau plus lisse
La lecitina de soja alisa la piel

Para el hígado

La lecitina de soja desempeña un papel importante en la salud del hígado. Ella:

  • regula el metabolismo de la grasa en el hígado;
  • permite descomponer y emulsionar las grasas;
  • previene la deposición excesiva de grasa en el hígado;
  • fortalece las células hepáticas y hace que las membranas celulares sean fuertes y particularmente resistentes a la infiltración de toxinas que pueden destruir las células hepáticas.

Así, la lecitina de soja protege el hígado contra ciertos daños y patologías, a la vez que preserva la salud de este órgano. Previene la cirrosis hepática al reducir la inflamación de las células hepáticas.

También contribuye al buen funcionamiento del hígado, a la vez que apoya la función hepática.

Otras ventajas de la lecitina de soja

Lecitina de soja:

  • mejora la función inmunitaria al estimular la inmunidad, al mejorar la actividad de las células involucradas en el funcionamiento del sistema inmunológico. Estas células promueven la eliminación de toxinas y cuerpos extraños que pueden causar daños y patologías;
  • reduce los riesgos asociados con la formación de cálculos biliares y el desarrollo de la enfermedad de la vesícula biliar, al reducir el tamaño de los cálculos biliares, a la vez que contribuye a su disolución;
  • mejora el estado de ánimo al interferir con la acción del cortisol, una hormona del estrés. También reduce los niveles de estrés mental.

¿Cuáles son los riesgos asociados con el consumo de lecitina de soja?

Riesgos relacionados con la lecitina de soja transgénica

La lecitina de soja totalmente natural, cultivada sin semillas modificadas genéticamente, sin gluten y sin lactosa, es un componente vegetal con enormes efectos beneficiosos para el organismo. Por lo tanto, no es tóxico y es seguro para el consumo humano.

Pero cuando se extrae de la soja transgénica o se expone a pesticidas, no está exenta de riesgos o de efectos más o menos nocivos.

El tratamiento químico o la presencia de pesticidas, disolventes químicos o residuos de herbicidas pueden ser perjudiciales y causar enfermedades o trastornos hormonales. La lecitina de soja puede ser tóxica para el organismo, especialmente cuando proviene de semillas de soja modificadas genéticamente.

La lecitina extraída de estas semillas de soja transgénica puede causar dolores de cabeza, alergias, disfunción eréctil y mareos. Por lo tanto, la lecitina modificada genéticamente puede no ser apta para el consumo y ser perjudicial para la salud. Puede causar mala regulación de la insulina, envejecimiento prematuro, problemas de infertilidad.

Para minimizar estos riesgos asociados con los organismos genéticamente modificados, usted debe revisar las etiquetas y evitar la lecitina extraída de la soja transgénica.

Attention aux fèves de soja OGM !
Cuidado con la soja transgénica!

Riesgos relacionados con el consumo excesivo

El consumo moderado de lecitina de soja es beneficioso para el organismo y no causa trastornos fisiológicos importantes. No representa un riesgo para la salud cuando se consume una pequeña dosis.

Sin embargo, el consumo excesivo puede causar daños a la salud. La falta de moderación en el consumo de lecitina de soja se asocia con varios efectos secundarios.

Es probable que el consumo excesivo de lecitina de soja o las sobredosis a largo plazo causen:

  • Trastornos gastrointestinales: El consumo elevado de lecitina de soja puede provocar trastornos menores, como náuseas, dolor abdominal, calambres abdominales, pesadez abdominal, diarrea y otros síntomas digestivos e intestinales desagradables.
  • Trastornos hormonales: la lecitina de soja puede tener efectos nocivos sobre las glándulas tiroideas y las hormonas que éstas producen, además de provocar una disminución de los niveles de testosterona.
  • Una disminución de la presión arterial: en algunas personas, el consumo excesivo de lecitina de soja causa una presión arterial anormalmente baja. Los signos de esta presión arterial baja están marcados por síncopas, aumento de la frecuencia respiratoria, dolor de cabeza, fatiga, mareos, confusión, problemas de visión y desmayos.

Riesgos relacionados con una alergia a la lecitina de soja

La soja es un alimento alergénico. Por lo tanto, las personas alérgicas a la soja también pueden ser alérgicas a este subproducto de la soja, como la lecitina de soja. Por lo tanto, si usted es alérgico a la lecitina de soja, puede notar la aparición de ciertos síntomas después de consumir ciertos productos o suplementos alimenticios que contienen lecitina de soja, incluso en pequeñas cantidades.

Estas reacciones alérgicas pueden manifestarse como reacciones cutáneas, urticaria, picor, trastornos digestivos, trastornos respiratorios. Pueden ocurrir reacciones alérgicas más graves que requieran atención médica inmediata.

Esta reacción alérgica exacerbada, llamada choque anafiláctico, es potencialmente mortal. Los primeros signos pueden incluir hormigueo, estornudos, sudoración excesiva, náuseas, dificultad respiratoria, hinchazón de la cara y los labios. El edema también puede afectar a la garganta y la laringe o incluso extenderse. Posteriormente, se producen reacciones alérgicas graves que ponen en peligro la vida, marcadas por una taquicardia con un corazón que comienza a latir más rápido, palidez de la piel, a veces con un ataque de asma o dificultad para respirar marcada por sibilancias. El nivel de conciencia puede ser alterado, con pérdida de conciencia o incluso coma.